Homeopatía en mi bebé

Cuando un bebe recién nacido se nos pone malo de catarro, mocos, gases, etc., acudimos al médico y no nos dan grandes soluciones. En mi caso por ejemplo, cuando el niño tenía tos y mucho moco lo único que nos  mandaban era lavado nasal con suero fisiológico, que lo que esperábamos es que nos mandaran algún tipo de jarabe o algo por el estilo para el tema del catarrito, y para los gases nos mandaban unas gotas que poco le hacían al niño la verdad.

En una de las muchas visitas que recibía cuando mi niño era un recién nacido, mi tía una mujer apasionada de su trabajo y una profesional de lo suyo (homeópata entre muchas de sus especialidades) me aconsejaba siempre lo que le podía dar a mi hijo, para que éste mejorara. Muchas personas no creen en el método natural de cura, pero bajo mi experiencia he de decir que a mi si me ha funcionado y me sigue funcionando. !Ojo¡ con todo esto no estoy queriendo decir que por utilizar la homeopatía he dejado de ponerle a mi hijo sus respectivas vacunas y tampoco he dejado de darle apiretal cuando se la he tenido que dar.

A continuación me gustaría enumerar las ventajas que tiene la medicina natural en nosotros:

                -No tienen efectos secundarios. Ésta es una de sus mayores ventajas frente a la medicina tradicional ya que, además, son medicamentos igual o incluso más efectivos que los convencionales.

                -Fortalece las defensas. Respetan el equilibrio biológico del enfermo fortaleciéndolo desde el interior y potenciando la capacidad natural del organismo para defenderse de las agresiones producidas por las enfermedades. 

                -Eficaz frente a resistencias. Si por ellas entendemos la ineficacia de los fármacos tradicionales en determinadas enfermedades, la medicina biorreguladora es una alternativa eficaz. En algunos trastornos, especialmente los víricos, la mejor arma son las propias defensas que son capaces de modular las manifestaciones que produce la enfermedad.

                -La base de la prevención. Mientras la medicina tradicional no puede hacer nada para evitar estos trastornos, la biorreguladora tiene como base la prevención a través de fármacos sin efectos secundarios y que cuentan con un aval científico que los respalda y demuestra sus resultados. Esta nueva homeopatía trata de cubrir un espacio vacío que dejaba la medicina tradicional.

Aparte de sus medicamentos, los aceites y las cremas también me fueron de mucha utilidad.

Yo personalmente utilizo la marca Weleda, hecha con productos naturales y muy preparados para la piel sensible de nuestros bebés.

Productos Weleda para bebés

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s